lunes, 25 de abril de 2011

Malestar en Playa Grande por posible construcción por vía de excepción de otra torre en la costa

El intendente Pulti elevó a consideración del HCD un expediente por el cual autoriza por la controvertida vía de excepción la construcción de una torre de más de 33 metros de altura sobre la costa marplatense. Los vecinos de la zona advirtieron que el sector se encuentra “desvastado” y expresaron su preocupación por las complicaciones que surgirán en la provisión de los servicios al aumentar la densidad poblacional.

El intendente Pulti elevó a consideración del Concejo Deliberante el expediente N° 1452, por el cual se autoriza por vía de excepción a GYF Construcciones SA -firma perteneciente al presidente del Centro de Constructores, Arq. Norberto Cánepa- la construcción de una torre de un plano límite de 33,15 metros, en el predio ubicado en Alvarado entre Aristóbulo del Valle y Parque San Martín.

Al respecto, el presidente de la Asociación Vecinal Playa Grande, Carlos Carricart, calificó de “lamentable” que el Jefe Comunal promueva un pedido de esas características “en medio de un reclamo generalizado de tratar de preservar lo que queda”.

Sin embargo, dijo no sorprenderle que se proyecten tales edificaciones en el sector ya que “desde Alem hasta la costa, todo lo que Loma de Stella Maris y de Santa Cecilia, está absolutamente desprotegida: lo que se reguló en el proyecto de ordenanza (que buscaba preservar la identidad morfológica de los barrios) fueron las zonas R4 y no las R3 ni las C4, como éstas, que son las más codiciadas porque son las costeras”.

“Incluso, a pocos metros de ese lugar donde podría levantarse la torre, también sobre Aristóbulo del Valle, hay otro proyecto; lamentablemente esa zona está siendo arrasada”, aseguró.

A su vez, Carricart reparó en los inconvenientes que acarreará la proliferación de grandes edificios para la provisión de los servicios sanitarios. “Nos preocupa muchísimo porque es claro y evidente que durante la temporada tenemos problemáticas con el abastecimiento de agua, donde las más afectadas son las casas bajas porque están directamente conectadas a la red, sin cisternas”, explicó.

Y remarcó: “Este sector ya está tan degradado que muchos propietarios empezaron a poner sus casas en venta y no es para menos: si una casa queda encerrada entre dos edificios, está condenada a muerte”.

Por último, el vecinalista opinó que “todas estas cosas (por las excepciones) que están empezando a aparecer seguramente estén aprobadas de antemano”, tras lo cual concluyó: “Esta es la triste realidad de todos los marplatenses”. 


AUTOR / FUENTE: Luciana Acosta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada