domingo, 1 de agosto de 2010

Ante la decisión de Pulti & Cía...

Ante la decisión de Pulti & Cía...

Vuelvo a realizar la pregunta de hace unos meses en aquella nota que relataba sobre los "Em-Predadores Inmobiliarios": "¿De quién (quiénes) fue la decisión de trasladar el Museo de arte contemporáneo desde el predio de la ex Estación sur de Alberti y Sarmiento a su nuevo destino en la Placita de los bomberos en el barrio Parque Luro? ¿La razón fue liberar la zona para instalar un shopping internacional, hipermercado o tiendas ancla, violando la Ley provincial 12.573 de Grandes superficies comerciales?"

Para ser más preciso, repregunto:

"¿El Gobernador Daniel Scioli le dio esas instrucciones al Intendente Gustavo Pulti y al Secretario de Planeamiento José L. Castorina, a pedido de Florencio Aldrey Iglesias?" Seguramente que a los testigos de aquella cena privada -casi secreta- en la que se tomaron estas decisiones -tiempo antes de que se "liberara" el edificio de la ex Terminal y se presentaran los proyectos de Iniciativas Privadas- les costará mucho decirlo públicamente.

Pero, a lo mejor... quién dice, no...

La sospecha y/o la duda metódica -"sin jactancia"- están en el espacio-tiempo (si es que existen), por la "decisión" adoptada por el Intendente Pulti ayer (¿recién ayer?), declarando Iniciadora a la presentación realizada por Emprendimientos Terminal SA. (ETSA). Los bien pensados siguen vinculando a Florencio Aldrey Iglesias como socio de Néstor Emilio Otero -actual concesionario de la nueva terminal y -parece ser, futuro visitante de los estrados de Comodoro Py- aunque Pulti lo desmienta.

No abro juicio de valor sobre las otras iniciativas ya que ahora no es lo que más interesa. Digo que la decisión adoptada por el Intendente Pulti, nos está facilitando la comprensión y la ratificación de aquello que es vox populi en susurros: "La ciudad tiene dueño."

¿Por qué?

Porque se orientó y forzó la decisión favoreciendo una Iniciativa muy cuestionada desde la Procuración municipal: "la empresa ETSA no existía legalmente al realizar la presentación; el proyecto original tenía serias deficiencias técnico-financieras; se modificó el proyecto luego de la presentación; etc." Pero además, si Néstor Emilio Otero no integra más la empresa Emprendimientos Terminal SA (tal como dijo el Intendente Pulti, como para tranquilizar a los vecinos quejosos), ¿Entonces la empresa quedó en minoría? ¿Se disolvió? ¿Quién es el socio que integra el 55 % del capital que le correspondía a Otero?

Como se ve, este es un tema en el que tenemos que involucrarnos, ya que todavía no está dicha la última palabra.

El gobierno municipal quiere privatizar la ex terminal, con una concesión a cambio de un canon de algo así como $ 900 mil por año; ante lo que sostengo que no es el único camino, ya que el Estado municipal podría ser accionista en más del 25 % (podríamos verificar los cálculos).

La Ley Orgánica lo permite, ya que: "Las Municipalidades podrán constituir sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria en los términos y con los alcances de los artículos 308 y siguientes de la Ley 19.550."

Con la renta que se obtenga y con la recuperación de las plusvalías urbanas, se podrían atender servicios sociales y urbanos de los vecinos, en los barrios de la ciudad donde más se necesiten.

Una Consulta popular sobre lo que se debería construir -y cómo- podría permitir que la decisión no recaiga sólo en el intendente, el que, tal como se susurró más arriba, no decide solo. Porque el patrimonio de los marplatenses está en juego, igual que cuando demuelen una obra histórica, o cuando se condonan deudas a los empresarios.

¿No habrá llegado la hora entonces que dejemos de susurrar y hagamos oír nuestra voz?

EDUARDO JOAQUÍN LAYÚS

Arquitecto - Vecinalista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada