jueves, 25 de febrero de 2010

promesas, promesas...




El intenso temporal que azotó a Mar del Plata en las últimas horas, destruyó varias instalaciones y accesos de distintas playas del sur de este ciudad, Guardavidas de la zona reclaman que las obras de defensa costera -programadas para noviembre del 2009- “nunca se hicieron” y temen que si el mal tiempo persiste, los empresarios de balnearios se retiren antes de tiempo y dejen a la zona sin el servicio de seguridad que los trabajadores del sector prestan cada año en la ciudad, y sin las refacciones que deben realizarse.


Después de largas horas de constante lluvia y viento, los guardavidas de las playas del sur se encontraron este miércoles que el agua había alcanzado al sector de vestuarios y había sobrepasado a los “chiringos” que operan en esta zona. Según informaron, el sector más afectado por el temporal es que el va de La Serena hasta El Faro.


El secretario general de la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA), Miguel Nieto, advirtió que “las obras de defensa costera nunca se hicieron, por lo que el perjuicio es cada vez mayor”.Su compañero y referente del gremio, Diego Sánchez Cabezudo, responsabilizó al intendente Gustavo Pulti por su “inacción” y al secretario de Obras de la Comuna, Manuel Regidor.“Estamos indignados porque nos han mentido.


El Municipio nos llevó a Buenos Aires y allá nos prometieron que en noviembre iban a comenzar las obras de defensa costera. Nunca empezaron, seguimos igual o peor y estas playas tienden a desaparecer”, alertó Sanchez Cabezudo en un comunicado de prensa.Instalaciones y accesos se vieron seriamente afectados tanto por el temporal que tuvo lugar en julio -que destrozó también el Paseo Dávila- como el de este miércoles a la madrugada.

“Llovió muchísimo y hubo mucho viento. Eso hizo un desastre en estas playas, desde el Faro hasta la Serena”, dijeron desde UGA, recordando que sobre los últimos meses del año pasado reclamaron en reiteradas oportunidades –a través de cortes de ruta y movilizaciones- por la puesta en marcha de las obras de defensa costera.

Manuel Regidor, secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de General Pueyrredón, prometió a mediados de octubre que los trabajos comenzarían a desarrollarse en marzo, pero estos jamás se iniciaron.


El intendente Pulti no intervino directamente en el conflicto, pero el Ejecutivo garantizó que el plan de obras comenzaría a desarrollarse antes del verano. “No se hizo nada. Estamos cansados de que nos mientan”, añadió Sánchez Cabezudo.La situación puso inmediatamente en estado de alerta y movilización a los guardavidas y demás trabajadores que desempeñan su actividad en la zona sur de Mar del Plata, debido a que ven peligrar su actividad.

Además, Nieto y Cabezudo señalaron que “por el mal tiempo que ha habido en febrero es posible que los empresarios (balnearios) se retiren antes de los previsto y dejen a las playas sin el servicio de seguridad tanto para marzo como para Semana Santa”.


Las playas del sur conforman uno de los espacios de esparcimiento más elegidos por turistas y marplatenses que año tras año veranean en la ciudad. “Si no hay servicio de seguridad de guardavidas se pone en riesgo a la gente y también a nuestro trabajo, porque no nos van a pagar lo que ya está acordado por convenio”, advirtieron.

LAS OBRAS

Desde la Unión de Guardavidas Agremiados exigen que de manera “urgente” se realice la obra de defensa costera financiada durante el gobierno de Daniel Katz y Néstor Kirchner. Su presupuesto asciende a 42 millones y jamás se puso en marcha.“El problema lo venimos sintiendo hace tiempo, años, y todavía no se hizo nada, a pesar de que está aprobado el proyecto y ya se cuenta con el dinero necesario. No entendemos por qué no se inicia una cuestión tan necesaria para la preservación de la costa marplatense”, explicó el secretario general de UGA.


“Las obras -continuó- se han retrasado por diversos motivos, no nos han dado explicaciones y ahora pagamos las consecuencias con el último temporal que ha borrado entre 600 y 1000 metros de playa que había hasta no hace mucho tiempo atrás”.

De acuerdo con el proyecto, el conjunto de obras determina la construcción de siete arrecifes y tareas de reestructuración de los accesos a las playas ubicadas en el sector sur de la ciudad, desde Los Acantilados hasta el barrio Alfar y las playas de El Faro.“Los médanos han quedado reducidos en hasta 10 metros. Necesitamos una respuesta urgente”, concluyó Nieto.


AUTOR / FUENTE: www.0223.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada